Próxima subasta: Mercedes Benz 770K Ofender Tourenwagen

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Estimados lectores,

 

Comenzamos el 2018!

 

Durante el primer concurso de elegancia del año, el de Scottsdale, que se celebrará el próximo 17 de enero, la firma de subastas Worldwide Auctioneers pondrá a la venta un vehículo que forma parte de la historia mundial: el Mercedes Benz 770K Ofender Tourenwagen de Adolf Hitler.

 

El vehículo es único, con chasis número 189744, fue encargado por el propio Hitler en 1938 y fue entregado en 1939, justo a tiempo para el comienzo de las operaciones militares del ejército alemán y que desfilaría durante las victorias que dicho ejército lograba.

 

El 770K Offener Tourenwagen es un vehículo descomunal de 9 plazas de largo, seis metros de ancho y dos metros de ancho. El chasis y carrocería se reforzaron (puertas blindadas y capós, parabrisas y las ventanas laterales de 30 mm de espesor) y el monstruoso motor con 8 cilindros en línea de 7,7 litros de cilindrada, se equipó con dos compresores de desplazamiento positivo que permitieron, a pesar de una peso de cinco toneladas, alcanzar los 180 km / h.

 

La primera ocasión oficial en que se usó el automóvil convertible, ocurrió el 18 de junio de 1940, con motivo de la visita de Mussolini a Berlín. El dictador italiano estaba a bordo del súper Mercedes.

 

Hitler estaba en su monumental desfile dentro de su Mercedes el 6 de julio de 1940 en Berlín para celebrar la derrota de Francia y el 4 de mayo de 1941 para celebrar la invasión de Yugoslavia y Grecia. El 15 de julio de 1943, el vehículo fue enviado a la sede de Mercedes-Benz en Sindelfingen para el mantenimiento de rutina. Después de esa fecha, se desconocen los compromisos oficiales de los súper Mercedes, pero se cree que, después de la desastrosa invasión de Rusia, las ocasiones en que se utilizó son escasas.

 

Después de la guerra el coche fue capturado por los estadounidenses y fue custodiado en Le Havre por el Comando de la Policía Militar del Ejército de los EE. UU. En las memorias de un oficial se dice que en 1945 un coronel intentó (en vano) exportar el automóvil a América. Parece que fue comprado en el año 1946 por A.H. Vander Elst Jr., industrial belga del tabaco, quien luego se lo dio a otro magnate de la industria tabacalera, Tom N. Austin. El automóvil fue llevado a Greeneville, Carolina del Norte, y en 1949 fue donado a la asociación local de veteranos de guerra.

 

Después de muchos años al servicio de la asociación, en el '76 se guardó en un garaje, pero casi de inmediato fue redescubierto por dos famosos coleccionistas y descubridores de los tesoros de la automoción de la época. Después de investigar un poco en la historia del fabricante, descubrieron que era uno de los vehículos Fuhrer, todavía en buenas condiciones. Y con 33.000 km. El coche estuvo expuesto en el Chicago Historical Antique Automobile Museum en Illinois que sugirió pedir un millón de dólares como precio de venta. Los siguientes dueños fueron Earl and Tom Blakely, quienes lo compraron en septiembre de 1978 y registraron el coche en Georgia. El 7 de abril de 1983 fue vendido a Ralph Engastad, dueño del Imperial Palace Casino y Hotel en Las Vegas y lo sumó a su famosa Imperial Palace Auti Collection. Finalmente en Noviembre de 2004 fue vendido a un coleccionista europeo como parte de una colección de 21 coches y esta venta privada fue la de más alto valor aún hasta hoy en día.

 

Sin duda, este vehículo cambió la suerte de la humanidad!

 

Redacción

 

imageimageimageimageimageimage

Semanal Clásico

Semanal Clásicos es la web Nº1 en español dedicada al mundo de los coches Clásicos y Sport. Más de 12 años publicando toda la actualidad del motor clásico, hecha por apasionados para apasionados gracias a un equipo de colaboradores todo terreno. 

Esperamos que la disfrutes y nos sigas cada semana aquí en SemanalClasico.com.

Dónde estamos

Calle Bailén 45, Rubí, Barcelona
640 205 472
redaccion@semanalclasico.com