lamborghini

  • Estimados lectores,

    Ayer mismo fue inaugurada la muestra sobre Marcello Gandini (con la asistencia del diseñador) y su delatada carrera en el Museo Nacional Del Automóvil de Torino, Italia. Desde que fue anunciada hace ya unas semanas, su anuncio causó un revuelo y somos muchos aficionados los que queremos asistir aunque hemos estado presentes en la inauguración gracias al diseñador de automóviles y colaborador de SemanalClasico, Sr. Dominico Lee, quién asistió al evento y nos envía las fantásticas fotografías!

    Marcello Gandini es uno de los diseñadores de automóviles más importantes  del siglo XX. Para algunos es el diseñador más revolucionario del mundo. Sin embargo, una parte de su genio no se asocia inmediatamente con él.

    Este es el espíritu de la exposición que el MAUTO - Museo Nazionale dell'Automobile de Turín dedica a Gandini del 24 de enero al 26 de mayo de 2019: junto con los automóviles más famosos, especialmente los deportivos, firmado por el estilista durante su estancia en Bertone, se presentaron otros. Vehículos en los que la contribución de Gandini, ingeniería y estética en conjunto, fue altamente innovadora. MARCELLO GANDINI. GENIO NASCOSTO es un retrato amplio y lo más parecido posible al creador de los coches de ensueño, el de automóviles, sedanes, motocicletas y helicópteros. Incluso el de las fábricas asociadas a nuevas formas de producir y con patentes secretas.

    La exposición, comisariada por Giosuè Boetto Cohen, periodista y directora de "La storia siamo noi", se divide en dos partes: la primera, rica en documentos originales, objetos y películas, presenta la historia y la producción de Gandini. Mike Robinson, director de Stile Bertone en los últimos años, ha contribuido con conceptos e ilustraciones. La segunda parte de la ruta es un desfile de estrellas, con todos los automóviles de exhibición más famosos y algunos vehículos inusuales. El protagonista es el Stratos Zero presentado en el Salón del Automóvil de Turín en 1970, que llegó a MAUTO desde una colección privada estadounidense. La presencia de los prototipos Lamborghini Marzal (prestado de Suiza), Countach, Alfa Romeo Montreal 1967 y Alfa Romeo Carabo (ambos del Museo Storico di Arese) también es excepcional. Junto a los estudios únicos y de la antigua Colección Bertone y ahora propiedad de ASI, coches memorables como el Maserati Khamsin, uno de los más conocidos de la marca del Tridente, y el Lancia Stratos HF, una auténtica leyenda del deporte motor.

    Demás está decir que recomendamos muy activamente que visitéis la exposición, la cual sin duda será una visita inolvidable y memorable.

    Gracias Sr. Dominico Lee por las fotografías!

    Marcello Gandini. Genio nascosto
    24 gennaio – 26 maggio
    MAUTO, Museo Nazionale dell’Automobile di Torino
    Corso Unità d’Italia 40 – Torino
    www.museoauto.it

    Redacción - Museo del Automóvil Torino

    imageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimage

     

     

  • Estimados lectores:
     
    El pasado mes de mayo tuvimos el privilegio de poder asistir a la celebración de los 50 años de la entrada a Lamborghini de Valentino Balboni.
     
    La historia comenzó en la primavera de 1968, Don Alfredo Pizzi el párroco de la localidad de Casumaro, a menos de 50 kilómetros al norte de Bologna, invitó un par de jóvenes de la localidad a acompañarle a visitar a unos familiares en la localidad de Sant 'Agata Bolognese a bordo de su Fiat 500. Tras el breve viaje de 30 kilómetros, pararon en casa de los padres de Alfredo, situada en la Via Modena. Muy cerca de ahí se encuentra la fábrica de Lamborghini, donde en esos momentos se descargaban las carrocerías de los Miura recien llegadas de Turín. Uno de los jóvenes que acompaño a Alfredo, sintió curiosidad y quiso acercarse a ver las carrocerías con más detalle. En un momento, el joven estuvo ayudando a llevar los carros que portaban las carrocerías al interior de la fábrica. Al principio nadie se dio cuenta del inesperado voluntario, pero a la hora de salir de la fábrica se dieron cuenta que el chico no era un empleado. Le hicieron pasar por el control de seguridad a explicar que hacia por allí. El joven respondió que le habían llamado la atención ese coche tan bonito y le gustaría saber más de aquellos autos. El guarda de seguridad que se llamaba Andrea Zambelli le dijo que si era mecánico, en la fábrica estaban buscando empleados. De este modo le ofreció una solicitud de empleo para la fábrica.
     
    Unas pocas semanas más tarde, el 22 de abril de 1968, el chico que sintio curiosidad por los Lamborghini Miura comenzó a trabajar en la fábrica. ¿ Su nombre ? Valentino Balboni.
     
    Yo mismo viaje a Italia desde Suiza por carretera junto con un amiga que llevó sus dos Lamborghini para no perderse la celebración y de paso poder conseguir la firma de Valentino en sus dos vehículos.
     
    El primer día visitamos el museo de la fábrica de Lamborghini, el establecimiento Pagani y el museo de Ferruccio Lamborghini. El segundo día hicimos una ruta por el paso de la Futa y la Raticossa camino de las Termas Tettucio en Montecatini. Este lugar es muy especial en la historia de Lamborghini debido a que fue aquí donde Ferruccio organizó un concurso de elegancia para presentar sus modelos a finales de los sesenta. De hecho, cuando llegamos allí, una foto que recordaba uno de esos concursos presidia el lugar. Frente a esa foto se colocaron los siete Gallardo edición Valentino Balboni junto a los vehículos más antiguos que fueron al evento, un par de Miuras y dos 400 GT.
     
     
    Por la noche se celebró la cena de gala donde 2 Lamborghini Miura nos dieron la bienvenida en el restaurante. Valentino asistió a la cena acompañado por su familia y muchos de sus amigos. Se le hicieron varios regalos de parte de los presidentes de los Club de Lamborghini presentes. Pero lo que verdaderamente le emocionó fue la sorpresa que le dieron sus amigos y colaboradores de todos su años en Lamborghini. Valentino fue uno por uno a todos los invitados de la cena entregándonos un bonito álbum con algunas de las fotos  y además nos contó algunas de las mejores anécdotas de sus años de trabajo.  
     
    Valentino quiso agradecer nuestra presencia con estas palabras: "Vinieron a mí hace unos meses con esta idea, pidiendo mi aprobación. Los organizadores estaban seguros de que sería un éxito, pero no estaba convencido, y más de una vez les dije que, en mi opinión, estaban desperdiciando su dinero. Resulta que estaba equivocado, absolutamente equivocado. Si no los hubiera visto con mis propios ojos, nunca hubiera creído que 70 autos, de todo el mundo, serían traídos aquí para este evento de tres días para celebrar mi "historia de amor" de 50 años con Lamborghini. Mirando a los autos que han traído desde Australia o Estados Unidos, o conducidos desde Noruega (10 de ellos), solo para honrarme, me siento bastante abrumado. No tengo idea de cómo puedo pagar esta muestra de afecto ".
     
    El último día comenzó con la despedida de algunos de los participantes que tenían un largo camino de regreso a sus lugares de origen, para el resto otra memorable comitiva de Lamborghini hasta el circuito de Varano, muy cerca de la ciudad de Parma. Tras el brefing de seguridad e instrucciones del propio Valentino, los participantes se dividieron en grupos de unos 10 coches para acceder a la pista para dar rienda suelta a las prestaciones de los vehículos con seguridad. Pese a que en un principio a mi amiga no le entusiasmo la idea de entrar al circuito con su Murciélago, se animo cuando vio al resto rodar en pista. En un las últimas tandas, a punto estuvo de ser alcanzada por mis nuevos amigos venezolanos al volante de su recién adquirido Miura. Ellos si que le apretaron de lo lindo.
     
    Tras soltar adrenalina en el circuito, iniciamos nuestro camino de vuelta hasta Suiza. 
     
     
    Informa desde Italia Sergio Calleja - Sport Classic Car.
     

    imageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimage

     

     
  • Estimados lectores,

    Lamborghini Polo Histórico completó la restauración de uno de los más famosos Miura: el Miura SVR. En ocasión de su entrega, el auto también fue exhibido en el circuito de Nakayama, en Japón.

    Como está perfectamente documentado, sólo se construyeron 763 ejemplares de Lamborghini Miura, entre los años 1966 y 1972, en la planta de la firma en Sant’Agata Bolognese, en Italia. El número de Miura armados fuera de Sant’Agata, sin embargo, es mucho más grande, ya que numerosas marcas de modelos a escala han creado distintas versiones de uno de los autos más emblemáticos de la historia.

    Entre estas podemos citar a la japonesa Kyosho, que produce modelos a escala 1:18 tanto del Miura SV como del SVR. El SVR de Kyosho en particular, ha adquirido un status legendario entre los coleccionistas, ya que reproduce con exactitud uno de los más fantásticos Lamborghini fabricados en la historia. El SVR fue una evolución del fabuloso Jota desarrollado por el test driver de Lamborghini, Bob Wallace, muy famoso en Japón además por su rol protagónico en la tira de manga “Circuit Wolf”.

    Luego de que el Jota de Wallace se destruyera en un accidente, la demanda incesante de los clientes en los años subsiguientes llevó a Automobili Lamborghini a construir unos pocos Miura SVJ y un sólo ejemplar del SVR. Este último fue finalmente vendido a Japón, y sirvió como modelo tanto para el vehículo dibujado en el cómic como para el juguete construido por Kyosho. Este auto es el Miura SVR con número de chasis #3781, al que los especialistas del Polo Historico han regresado a su antiguo esplendor, para finalmente ser exhibido, ya terminado, en un evento organizado en su honor en el circuito de Nakayama.

    El chasis #3781 con su motor #511 y su carrocería #383 nació como una versión S, pintada en el Verde emblemático del Miura, con los interiores en un tono negro. Fue despachado originalmente a la agencia Lamborauto de Turín el 30 de noviembre de 1968, poco después de su exhibición en la edición número 50 del Salón del Automóvil de Turín.

    Luego de cambiar de manos nada menos que ocho veces en su estancia en Italia, este vehículo fue comprado en 1974 por el alemán Heinz Straber, quien lo regresó a Sant’Agata Bolognese con la orden de convertirlo en un SVR, un trabajo que demandó una estadía allí de ¡18 meses! En 1976 el auto fue vendido a Hiromitsu Ito y partió a Japón, donde causó sensación, y fue la fuente de inspiración para los autores de la mencionada serie de cómic “Circuit Wolf”.

    La leyenda de este vehículo expandió su territorio aun más cuando fue elegido por Kyosho como la base de su hoy renombrada serie de modelos a escala, con esas líneas y colores que forman una parte indeleble de cualquier colección de modelos.

    Paolo Gabrielli, el Director del Polo Storico tomó la voz cantante para hablar sobre el SVR: “la restauración completa nos llevó 19 meses y demandó un acercamiento diferente a la manera habitual en la que trabajamos. La hoja que documentaba su fabricación original no fue de demasiada utilidad pues queríamos dejarlo tal cual había sido modificado en el año 1974. El desafío para el equipo del Polo Storico empezó siendo desalentador, pues el auto llegó desarmado en piezas, aunque todas las partes estaban completas y algunas de ellas con modificaciones considerables. Las únicas variaciones en las especificaciones originales fueron el agregado de cinturones de seguridad de cuatro puntos, butacas de mayor sujeción y un “roll bar” removible. Estas especificaciones fueron pedidas por el cliente con la intención de mejorar la seguridad del mismo en las exhibiciones en pista de este ejemplar único”.

    Prensa Lamborghini

    La pregunta es....es verdadero? es falso? Qué valor tiene? Y no nos referimos al económico cuando el fabricante está certificando un vehículo que no salió así de fábrica. Aunque en cualquier caso, deberían quitarle ese alerón trasero, hace mal a los ojos!

    imageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimage

    {fcomments}

     
  • Estimados lectores,

    Veinte Lamborghini clásicos, de los modelos Espada e Islero, se encontraron el 7 de septiembre pasado en Perugia para comenzar un tour organizado por Lamborghini Polo Storico con motivo de los festejos por los cincuenta años de estos dos modelos. Fue en el año 1968 que la casa de Sant’Agata Bolognese presentó su primer automóvil de cuatro plazas (Espada) y la evolución del concepto 2+2 (Islero).

    De todos los autos históricos de la marca, el Espada cuenta con uno de los números más altos de unidades producidas; fueron 1.226 ejemplares en la década que perduró en la línea de montaje. Las características líneas del Espada son fruto del diseño de Marcello Gandini para Carrozeria Bertone. Se acomoda muy cerca del suelo (de hecho su altura total está por debajo del metro con veinte centímetros) y aún así ofrece mucho espacio para sus cuatro ocupantes.

    El Espada se produjo en tres series. De la Serie I (hasta enero de 170) se completaron 176 unidades, de la Seie II (hasta 1972) otras 578, y de la Serie III, la última (hasta 1978), salieron de Sant’Agata Bolognese 472 ejemplares. Siempre equipado con un motor V12 en posición delantera longitudinal, de 4 litros de cilindrada, dos árboles a la cabeza por hilera y potencias que iban de los 325 a los 350 caballos, dependiendo de la series y las especificaciones técnicas, alimentado con seis carburadores dobles Weber y con la capacidad de alcanzar los 245 km/h de velocidad máxima. Fue también el primer Lamborghini en ser ofrecido, bajo pedido, en una versión con transmisión automática.

    El Islero -cuyo nombre inicial fue Jslero- se produjo entre los años 1968 y 1970 en dos versiones: el Islero, y a partir de 1969, el Islero S. El Islero estaba basado en el 400 GT, pero con modificaciones que permitían, por ejemplo, neumáticos de mayores medidas y un interior de los guardabarros más generoso, que consentía un mejor radio de giro. Para vestir este chasis mejorado, se encargó el trabajo a Mario Marazzi de Carrozzeria Marazzi. Estaba equipado también con el V12 de 4 litros posicionado en forma longitudinal al frente, ofreciendo 320 CV en la primera versión y 350 en la S, que era capaz de alcanzar los 260 km/h. Es un modelo muy raro, ya que se completaron apenas 225 unidades del Islero y sólo 70 de ellos corresponden a la versión S.

    El tour recorrió unos 800 km a través de las regiones de Umbría, Toscana y Emilia-Romagna. Las dos decenas de Lamborghini circularon por pintorescos caminos de montaña y atravesaron los centros históricos de ciudades llenas de encanto e historia como Perugia, Orvieto y Assisi.

    Aunque cada uno de los coches participantes era merecedor de toda la atención, hubo algunos de ellos que resaltaron por su historia particular o incluso la de su propietarios, mereciendo una mención especial al finalizar el tour por parte de Stefano Domenicali, CEO de la marca actualmente.

    Un premio para el coche que se mantiene hace más tiempo en las mismas manos fue para un Espada Series 3 de 1973, chasis #9300, comprado usado en el mes de enero de 1977 por un matrimonio inglés. Durante años fue usado como único vehículo familiar, conducido en forma diaria para ir al trabajo y llevar a los niños a la escuela. Considerado por sus propietarios como un integrante más de la familia, fue recientemente restaurado e inscripto en el tour para celebrar el aniversario de bodas de oro de la pareja.

    El premio al auto que llegó andando de más lejos fue para el Espada Serie 2, chasis #8386, muy raro, uno de apenas 12 ejemplares construido en configuración “V.I.P.”. Su tripulación noruega, que realizó el viaje ida y vuelta desde y hacia Oslo, recorrió finalmente más de 6.000 km en él.

    El reconocimiento al ejemplar más “fiel” a Sant’Agata Bolognese fue para un Islero S 1968, chasis #6435, uno de los pocos configurados con dirección a la derecha entre el total de 70 Islero S producidos, presentado por su propietario inglés. Manejado todos los años de Inglaterra a la sede de la compañía para realizarle sus servicios, fue adquirido nuevo en 1969 y luego pasó a manos del hijo de su primer propietario en el año 1993.

    También fueron de la partida dos automóviles del Museo Lamborghini: un Espada Serie III (Chasis #9090 de 1976) de color Blu Notte y un Islero Rosso Amaranto (chasis #6330 de 1968).

    A pesar del largo recorrido y de los desafiantes caminos utilizados, y sumado a los recorridos de los diversos propietarios para llegar hasta Perugia, todos los autos llegaron a Sant’Agata Bolognese en excelentes condiciones, una nueva demostración de que los históricos 12 cilindros, bien mantenidos y manejados, continúan en uso sin problemas particulares.

    PD: Gran semejanza con el Jaguar Pirana curiosamente...mismo diseñador....

    Prensa Lamborghini

    imageimageimageimageimage

Semanal Clásico

Semanal Clásicos es la web Nº1 en español dedicada al mundo de los coches Clásicos y Sport. Más de 12 años publicando toda la actualidad del motor clásico, hecha por apasionados para apasionados gracias a un equipo de colaboradores todo terreno. 

Esperamos que la disfrutes y nos sigas cada semana aquí en SemanalClasico.com.

Dónde estamos
Calle Bailén 45, Rubí, Barcelona
640 205 472
redaccion@semanalclasico.com

Sign in to your account

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando aceptas su uso. Política de Cookies