Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
El nuevo formato del Motorshow gustó más a los aficionados, que pudieron contemplar competiciones completas el sábado y el domingo y aplaudir a los ganadores
La sexta edición de la feria  se ha saldado con una significativa mejora de asistentes, cercana al 10 por ciento, que ha permitido un balance global de casi 38.000 asistentes durante el cómputo de los tres días que ha durado.
 
La afición vasca, asturiana, cántabra y navarra o del norte castellano se ha volcado con esta feria del vehículo clásico, de época y colección, lo que ha permitido batir las previsiones, que se estimaban en unos 35.000 aficionados, al igual más o menos que el año anterior. 
 
Mención aparte merece la afición francesa, pues cada año es más palpable la presencia de numerosos amantes de los vehículos clásicos del país vecino, que aprovechan el fin de semana para asistir al evento. Hay que recordar que la organización realiza publicidad en medios franceses y campaña de marketing promocional en francés, de forma que ahora se recogen los frutos de estas acciones.
 
La asistencia masiva de público ha generado mayor volumen de negocio, tanto en la zona comercial como en las operaciones de vehículos, si bien estas son difíciles de precisar. Lo que sí se ha palpado entre los expositores ha sido una satisfacción generalizada por cómo ha transcurrido el certamen, pues no sólo se materializan operaciones de compra/venta in situ, sino que hay contactos comerciales posteriores, de forma que algunos coches o motos se venden incluso meses después de la Retro Clásica Bilbao.
 
A medida que fue transcurriendo el certamen, se pudo ver un público más especializado en vehículos clásicos, con interés por los precios de venta de algunos modelos o en piezas muy concretas en la zona comercial.
 
Entre los modelos de la exposición que más llamaron la atención, por su exclusividad y rareza, figuraron el Seat 600 Caba (sólo dos ejemplares en el mundo) y el Fiat 1500 cabriolet Pininfarina, ambos del coleccionista Lerchundi.
 
Próximos a este stand figuraban cuatro Rolls-Royce del Museo Torre Loizaga cuyo prestigio los hace merecedores de la atención pública. En este caso, entre estas piezas destacaron coches con unos 90 años de antigüedad, como el R-R 20 HP de 1926 o el R-R 20/25 HP de 1934.
 
Entre las motos, la muestra evolutiva de la Vespa por su 70º aniversario, con un especial brillo de la Vespa 125 N de 1951, de faro bajo, y una Vespa 150 Side-Car o la presencia de la JJ Cobas Bultaco de trial, un prototipo cedido por un coleccionista, y la variedad de motos campeonas del club Plentziaclassic han hecho disfrutar a los presentes.
 
Otro stand destacado fue el del homenaje al Lancia Delta HF Integrale Evo 1, más conocido como Deltona, uno de los vehículos míticos del mundial de rallyes pues ganó el título de marcas de 1987 a 1992, promovido por el Club Lancia España, por su 25 aniversario. 
 
El stand ofreció al público cuatro modelos Evo 1 y un Martini 5, de la edición especial de la que se fabricaron sólo 400 unidades.
 
Éxito del nuevo Motorshow
 
El nuevo formato del Motorshow Retro Clásica Bilbao, que se disputó el pasado fin de semana, gustó a los aficionados que se acercaron al BEC y que llenaron las gradas en esta prueba indoor contra el crono sobre un circuito meta contra meta, que tuvo una participación de 30 pilotos en cada jornada.     
 
La prueba ahora obliga a todos los pilotos a competir sobre un vehículo clásico y se ha estructurado de forma que se celebró competición completa el sábado y otra el domingo, a diferencia de años precedentes, en los que la final se corría el domingo.
 
Así, la prueba del sábado arrojó como campeón a José Antonio Intxausti (Opel Kadett GSI), subcampeón a Xavier Pujana (Ford Fiesta 1600) y tercero fue Aitor Carrocera (BMW E30). El domingo el ganador fue Ander Arana (309 GTI), subcampeón fue Txus Jaio (BMW E30) y tercero, Jorge González Salinas (BMW E36), ofreciendo todo ellos un magnífico espectáculo, seguido por miles de espectadores desde las gradas.
 
Las pruebas tuvieron una destacada presencia de pilotos y vehículos, con modelos como cinco Porsche 911, Ford Sierra Cosworth, Renault 5 Turbo, varios Ford Fiesta MKI y Escort MKII, Opel Ascona, Opel Manta, o Alfa Romeo GTAm, entre otros. 
 
Esta edición del Motorshow contó además con la presencia de destacados pilotos fuera de competición, como Ander Vilariño o su hermana Ángela Vilariño, así como Joseba Iraola, actual campeón nacional de carreras de montaña, que formaron parte de una exhibición durante la tarde del sábado.
 
Además, el paddock estuvo muy animado con la presencia de destacadas figuras, como Efrén Vázquez (Moto 3) o el dakariano Txomin Arana. 
 
El éxito del certamen ferial también se ha medido por el aparcamiento, que ha estado siempre a muy alto nivel, con presencia de destacados vehículos, y cuyo broche en la mañana del domingo lo pusieron la treintena de coches Volkswagen de la 'quedada aircooled'.
 
Ha sido pues una memorable cita, que refleja la gran afición que existe en toda la zona norte a los vehículos clásicos, y que permite asegurar la siguiente convocatoria de la Retro Clásica Bilbao, la VII edición, que ya tiene fechas, pues tendrá lugar del 17 al 19 de noviembre de 2017. 
 
NOTA DE  PRENSA
FOTOS: SERGIO CALLEJA
 

Semanal Clásico

Semanal Clásicos es la web Nº1 en español dedicada al mundo de los coches Clásicos y Sport. Más de 12 años publicando toda la actualidad del motor clásico, hecha por apasionados para apasionados gracias a un equipo de colaboradores todo terreno. 

Esperamos que la disfrutes y nos sigas cada semana aquí en SemanalClasico.com.

Dónde estamos

Calle Bailén 45, Rubí, Barcelona
640 205 472
redaccion@semanalclasico.com