National Motor Museum Beaulieu

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
Comparte:
Pin It

Estimados lectores,

Comenzamos 2020 con mucha energía y nuevos proyectos. Nuestras primera visita: National Motor Museum en la localidad inglesa de Beaulieu, situada al sur del país, muy cerca del Circuito de Goodwood. Un lugar único, plagado de historia. 

Más de 250 vehículos se encuentran expuestos en el Museo Beaulieu, rememorando la historia de la producción inglesa de automóviles desde el principio hasta nuestros días.

Creado por Lord Montague, una de las principales razones por las que Lord Montagu creó su museo fue para honrar a su padre, uno de los pioneros del automóvil en Gran Bretaña. En 1899 fue la primera persona en conducir un automóvil en el patio de la Cámara de los Comunes. No mucho después usó el mismo Daimler para presentarle el automóvil al Príncipe de Gales, el posterior Rey Eduardo VII. Ese mismo Daimler 12hp es una de las atracciones estrella del museo. Además de su trabajo pionero en las Islas Británicas, también fue el primer piloto británico en participar en una carrera extranjera; la carrera de ruta París-Ostende donde terminó tercero. Bellamente restaurado por el taller del museo, el Daimler de 1899 es uno de los muchos autos en exhibición. Entre ellos se encuentra un Bugatti Type 15 construido en 1910. Originalmente era propiedad de la esposa de Ettore Bugatti y hoy se ubica como el segundo Bugatti más antiguo que existe. Otra contribución del padre de Lord Montagu al mundo del automovilismo es la mascota del 'Espíritu del éxtasis'. Hizo que el escultor Charles S. Sykes diseñara una mascota para su nuevo Rolls-Royce. Diseñada según su amante, Eleanor Thornton, la mascota fue originalmente conocida como 'The Whisper'. Con muy pocos cambios, Rolls-Royce adoptó el diseño como el 'Espíritu del éxtasis', que ha adornado el radiador de casi todos los Rolls-Royce construidos desde 1911.

Pero lo que realmente fuimos a ver eran los coches de récords de velocidad construidos entre los años 1920 y 1930. que recordamos desde pequeños, cuando jugábamos con sus réplicas en miniatura:  el Sunbeam 350HP de 1925 de Sir Malcolm Campbell, el Sunbeam 1000HP de 1927 y el Golden Arrow de 1929 con Henry Segrave, y el Bluebird utilizado por Donald Campbell para romper la barrera de las 400 mph en 1964. La colección también presenta muchos más autos de carreras convencionales. Entre ellos hay varios ejemplos que tuvieron una influencia decisiva en las carreras de motor. El Napier de 1903 construido para la carrera de Gordon Bennett fue, por ejemplo, el primer automóvil en usar los ahora legendarios colores British Racing Green. También legendario pero por todas las razones equivocadas, es el BRM V16. Fue el primer coche de Fórmula 1 de Gran Bretaña, que falló miserablemente y que condujo Fangio y al cual Stirling Moss nunca se quiso subir a pilotar.  El motor V16 sobrealimentado hizo uno de los sonidos más espectaculares jamás producido por un automóvil de carreras. Influyente y también muy exitoso es el Lotus 49 que corrió por primera vez en 1967. Fue el primer auto de Fórmula 1 en usar el motor Cosworth DFV y permitió a Graham Hill ganar el Campeonato Mundial de 1968. El ejemplo que posee el museo es el único de los cuatro automóviles construidos en 1967 que ha sobrevivido en una condición muy  original.

Además de los muchos automóviles de carreras, también se exhiben numerosos coches de carretera. Representan una interesante sección transversal del automovilismo a lo largo de las décadas. La edad eduardiana está representada por Rolls-Royce e Hispano. Los locos años veinte y treinta vieron el desarrollo constante del clásico carro sin caballos en lo que consideramos un automóvil moderno. Uno de los autos más innovadores de la época es el Cord 810, que combina la tracción delantera con un estilo que se ve 20 años adelantado a su tiempo. Los pequeños automóviles familiares de la década de 1950 como el Mini y el Volkswagen Beetle se encuentran entre los pocos automóviles no deportivos o de lujo que se exhiben. También se muestran ejemplos de los arquetípicos autos deportivos británicos en forma de Jaguar XK150, Lotus Europa y MGC. Completan la sección de autos de carretera los superdeportivos como el Ferrari F40 y Enzo, así como el muy raro Ford GT40 Mk III. Un tipo de vehículo completamente diferente también ocupa un lugar central; La furgoneta de reparto. La colorida colección consiste en una camioneta Ford Modelo T y un camión de reparto Harrods con motor eléctrico construido en 1939.

Aunque el museo ahora se encuentra en un edificio especialmente diseñado, la Beaulieu House en el otro extremo de la finca todavía se puede visitar. Las habitaciones bellamente conservadas proporcionan una visión de la vida medieval. También vale la pena visitar los jardines de flores y cocinas victorianas y la exposición Secret Army. Este último da cuenta del período en la Segunda Guerra Mundial cuando la finca Beaulieu se usó para entrenar a oficiales secretos del ejército. La propiedad se puede recorrer en un autobús abierto de dos pisos y en el tren monorraíl que también atraviesa el museo. Durante todo el año, el Museo Nacional del Motor también alberga una variedad de eventos. El más famoso es el autojumble internacional anual en septiembre. Con más de 2000 puestos y 200 autos en venta, es la mayor de Europa. Los James Bond Experience y la exposición de los vehículos usados en la serie de televisión Top Gear ubicado al lado del museo, ofrecen más entretenimiento.


El National Motor Museum es considerado uno de los principales museos automotrices del mundo. Los automóviles y las motocicletas se muestran bien y todos cuentan con una placa de información. Lord Montagu debería ser especialmente elogiado por no solo preservar los autos y motocicletas reales, sino también por su rica historia en la biblioteca sin igual. El museo tiene un oficial educativo, que educa a miles de estudiantes cada año. También hay un taller totalmente equipado donde se restauran y mantienen los vehículos. 

Sin duda, una visita para realizar en familia y disfrutar de un gran día para todos y de los coches clásicos allí expuestos. La diversión, la educación y el entretenimiento están asegurados.

Redacción

imageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimage

 

 

Comments powered by CComment

JUX Social Instagram Feed
Semanal Clásico

SemanalClásico es la web Nº1 en español dedicada al mundo de los coches clásicos, históricos, de colección y sport. Más de 15 años publicando toda la actualidad del motor clásico, hecha por apasionados para apasionados gracias a un equipo de colaboradores incansables. 

Nos mueve la pasión, las emociones y las historias de los coches clásicos. Gira la llave, siente el motor, sal fuera, conduce, disfruta y no te olvides de hacernos llegar tus apasionantes historias con tu clásico a redaccion@semanalclasico.com , las esperamos y publicaremos para hacer disfrutar a la comunidad que nos sigue a diario!

Esperamos que la disfrutes, la compartas y nos sigas cada semana aquí en SemanalClasico.com

Dónde estamos
Calle Bailén 45, Rubí, Barcelona, España
695 176 145
redaccion@semanalclasico.com
Copyright
© 2003 - 2020 SemanalClasico.com

Sign in to your account

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando aceptas su uso. Política de Cookies